La crisis incrementa el bruxismo

Se conoce como bruxismo el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin una función masticatoria. Se produce de forma inconsciente tanto durante el día como la noche y aunque es difícil determinar sus causas que lo provocan, el estrés y los nervios están entre los principales factores de riesgo. No es de extrañar pues que desde que la crisis ha hecho mella en nuestro país, el bruxismo se haya incrementado hasta afectar al 70% de la población adulta.

Estos preocupantes datos que presento la Sociedad Española de Periodoncia y Oseointegración (SEPA), se agravan todavía más si tenemos en cuenta que la mayoría de afectados no sabe que sufre este problema y que las visitas dentales regulares en las que se puede diagnosticar el bruxismo han disminuido un 30/40% desde 2009. De manera que cada vez hay más gente que sufre bruxismo, se habla del 50% de la población, y cada vez son menos los diagnosticados.

Los problemas del bruxismo

El apretamiento de los dientes viene a ser un acto reflejo para intentar destensionar los nervios y el estrés al que estamos sometidos. Una vez sabemos que sufrimos este problema es más fácil evitarlo durante el día, pero en cambio es sigue siendo difícil de controlar en las horas de sueño. Las consecuencias del apretamiento son muchas y van desde el desgaste, la rotura y el incremento de movilidad de los dientes, hasta los dolores de cabeza, cervicales y en los oídos.

El tratamiento del bruxismo se suele hacer desde una visión multifocal. Por un lado se recomienda el uso de una férula nocturna de descarga que proteja los dientes y amortigüe la fuerza, relajando la musculatura. Y por otro lado se aconseja buscar soluciones para reducir el estrés del día a día y así evitar esta respuesta nerviosa inconsciente.

El problema de los directivos

Los directivos han sido desde hace años un colectivo muy afectado por el problema del bruxismo. Si bien hasta hace unos años, los altos ejecutivos eran los más afectados por el apretamiento dental, la crisis ha hecho que se disparen los casos en los cargos intermedios. Maestros, policías y trabajadores de todo tipo de han visto como la crisis cambiaba su estilo de vida, se han visto afectados también por el bruxismo.

Si tienes dolor de cabeza al despertar, la mandíbula muy cargada o dolores cervicales, puede que sufras bruxismo. Acude a tu cita periódica con el dentista de Clínica Dental Zendrera para comprobarlo y ponerle remedio.