La importancia del cepillado nocturno

Todos sabemos la importancia que tiene mantener nuestras bocas libres de gérmenes, caries y enfermedad periodontal, pero no todo el mundo sabe cómo hacerlo. Seguro que has escuchado y leído muchos consejos acerca del cuidado dental, pero en este artículo te explicamos el más importante de todos. ¿Estás listo? Ahí va: cepillarte los dientes antes de ir a dormir es la mejor manera de mantener tu boca libre de bacterias, caries y otras infecciones.

¿Por qué es tan importante el cepillado nocturno?

Todos nosotros comemos varias veces durante el día y tras cada comida hay pequeñas partículas que se quedan atrapadas entre los dientes. De modo que si vamos a la cama sin antes cepillarnos los dientes, las bacterias tendrán toda la noche para alimentarse de estos restos de comida y convertirlos en ácidos que atacan el esmalte. Y es que a diferencia de las personas, las bacterias que tenemos en la boca nunca duermen. De hecho, se vuelven todavía más activas durante la noche ya que es en este momento cuando los niveles de saliva, el protector natural de nuestra boca, se ven reducidos por falta de actividad.

Márcate una rutina

Si eres de los que piensan que cepillarse los dientes por la noche da mucha pereza, quizá cambies de opinión cuando sufres una dolorosa caries dental. En Clínica Dental Zendrera te recomendamos que no esperes a sufrir esta mala experiencia y que pongas remedio a la situación convirtiendo el cepillado nocturno en una rutina. Una alarma en el móvil, un recordatorio en la mesita de noche o aprovechar los anuncios de tu programa de televisión favorito son maneras de iniciarte en esta práctica que tras unos días convertirás en un hábito.

No comas antes de ir a la cama

Evidentemente, de nada sirve cepillarte los dientes después de cenar si antes de ir a la cama vuelves a comer. El cepillado dental tiene que ser una señal que indique que se ha terminado la alimentación por el día de hoy, de hecho hay personas que lo utilizan para controlar sus ganas de comer y así perder peso.

Ahora ya lo sabes, cepillarte los dientes antes de ir a la cama es más importante que cualquiera de los otros cepillados durante el día. Lo ideal es que te cepilles los dientes tres veces al día: al levantarte, después de comer y al acostarte; pero si hay uno de estos tres cepillados que no te puedes saltar, éste es el cepillado nocturno.