Recomendaciones para evitar el contagio de ébola

La virulencia que tiene esta enfermedad vírica junto con la alarma social que ha causado en nuestro país el primer contagio de ébola ha hecho que se establezcan ciertos protocolos de seguridad en todos los centros médicos, entre ellos las clínicas dentales. El nivel de control del virus en nuestro país no requiere que las personas que no trabajan en el sistema sanitario tomen medidas preventivas, pero no está de más conocer las formas de transmisión del virus y el protocolo de actuación en caso de tratar con un posible infectado por ébola.

La naturaleza del virus

Es importante saber que una persona infectada por ébola no se considera contagiosa hasta que los primeros síntomas aparecen. Cuando esto sucede, es muy improbable que el enfermo decida acudir a la clínica dental o a cualquier otro espacio público, ya que los efectos para la salud son severos. Sin embargo, todos los profesionales de la salud saben que deben pedir un historial médico, incluido un historial de viaje en caso que se sospeche de una infección vírica.

Cualquier persona que haya estado en los últimos 21 días en Liberia, Sierra Leone o Guinea puede haber estado en contacto con personas con el virus y no haber desarrollado ningún síntoma todavía. Esto significa que se deben extremar las precauciones.

¿Cómo se propaga el ébola?

El virus del ébola se propaga con el contacto directo (a través de cortes en la piel o de membranas mucosas) con la sangre o cualquier tipo de fluido (orina, heces, saliva, vómito o semen) de una persona enferma por ébola, o a través de objetos que han sido contaminados por el virus (agujas).

El ébola no se propaga por el agua, el aire ni por lo general tampoco por la comida. Y como hemos dicho antes, los pacientes infectados que no tienen síntomas tampoco pueden transmitirlo.

¿Qué precauciones debo tomar?

Si eres una persona de a pie que no trabaja en ningún centro médico no debes tomar ninguna precaución ya que el virus está actualmente controlado en nuestro país. En caso que trataras con alguna persona que ha estado en los países africanos que hemos comentado y que tiene síntomas de enfermedad vírica (dolor de cabeza, fiebre, etc.) la mejor medida preventiva es evitar el contacto físico para erradicar la posibilidad de transmitir cualquier tipo de fluido corporal.