Fracturas dentales

Las fracturas dentales son uno de los principales motivos por los cuales las personas decidimos ir al dentista pero todavía hay pacientes que a pesar de tener algún diente astillado o fracturado no acuden a la clínica dental porque desconocen las consecuencias derivadas de no repararlo.

En Clínica Dental Zendrera contamos con numerosos tratamientos para salvar una pieza dental dañada y lograr que su estética, su función y su sensación en la boca sean iguales o mejores que antes del traumatismo. El contorneado de dientes, la adhesión dental, las carillas de porcelana y las coronas son los procedimientos indicados para solucionar las fracturas dentales.

No todas las fracturas son iguales

Nuestro dentista decidirá aplicar uno u otro procedimiento en función de cada caso particular. Por eso el primer paso para la restauración será comprobar si se ha producido daño en la pulpa dental, o sea, la parte vital del diente. Cuando esto sucede suele provocar incomodidad o incluso dolor. La cantidad de estructura perdida será el segundo factor que nos hará escoger el tratamiento más indicado.

En función de estos dos aspectos dividimos las fracturas en cuatro grandes grupos:

  • Fracturas menores: son las pequeñas roturas que se producen en el contorno del diente y no son fáciles de reparar. El contorneado de dientes o la adhesión dental suelen ser los tratamientos indicados que nos permiten preservar el dolor, la forma y la salud del diente.
  • Fracturas severas: suelen ser provocadas por algún tipo de accidente. La solución pasa por la adhesión dental, en algunos casos, y la corona dental, en otros. El dentista hará todo lo posible para salvar el nervio del diente afectado. En caso de sufrir una fractura severa es vital acudir al dentista lo antes posible.
  • Fracturas verticales en la raíz: en estos casos es casi imposible salvar el diente y la extracción suele ser la única solución. Si esto sucede el objetivo será preservar el arco dental para que el espacio pueda albergar un implante dental que imite las funciones del diente perdido.
  • Fracturas en coronas de porcelana: igual como sucede con los dientes, las coronas también pueden fracturarse. Dependiendo del tipo de fractura se podrá repararla con resina compuesta o será necesario sustituirla por completo.