Cuidamos de la boca de los más pequeños

En Clínica Dental Zendrera contamos con un equipo de odontopediatras experimentados que son especialistas en el cuidado de los niños y adolescentes. A parte de tener los conocimientos de un odontólogo, nuestros odontopediatras conocen perfectamente los problemas dentales y bucofaciales que presentan los más pequeños que, además de encontrarse en una fase de dentición temporal y definitiva, tienen unas características específicas relacionadas con el crecimiento.

Otro factor diferencial de la odontología aplicada a los niños es el miedo o la ansiedad que puedan mostrar los más pequeños y que no solo les puede hacer pasar un mal momento, sino que puede dificultar la aplicación del tratamiento por parte del profesional.

Para contrarrestar esta ansiedad que suelen sufrir algunos niños ante situaciones nuevas y desconocidas, los odontopediatras les introducen al mundo de la odontología de un modo cercano y atento para hacerles sentir cómodos en sus tratamientos. Se ha demostrado que la primera visita es crucial en la formación de las actitudes del niño con respecto a la odontología, por eso aplicamos todos nuestros conocimientos para que empezar esta relación con buen pie.

Que el niño muestre o no ansiedad en sus visitas a la clínica dental en Barcelona depende de muchos factores: la edad del niño, su personalidad, la atención de los padres o la habilidad del profesional pueden marcar su actitud y por eso debemos tener en cuenta todos estos aspectos.

Se ha demostrado que la actitud de la familia y una posible ansiedad materna afectan directamente el tipo de reacción que tendrá el niño ante los tratamientos. Esto significa que los niños con madres que tienen altos niveles de ansiedad pueden tener una conducta más negativa que dificulte las visitas. Por eso es importante que los padres traten de tranquilizar al niño y no al revés, o, si no son capaces de hacerlo, dejen este trabajo en manos de expertos como nuestros odontopediatras.

Por otro lado, las experiencias negativas previas que han causado dolor también provocan un mayor miedo o ansiedad. Será importante intentar evitar a toda costa cualquier molestia en los tratamientos odontopediátricos para no influir negativamente en la posterior ansiedad del crío hacia la clínica dental.

Por último, la presencia de los padres en la sala suele tranquilizar a los niños más pequeños al transmitirles seguridad. Esto será menos necesario a medida que los pequeños crezcan y puede ser incluso un problema cuando los primogénitos sufren ansiedad dental.

En definitiva, el principal objetivo de los dentistas de Clínica Dental Zendrera que tratan con niños es sentar las bases para que el niño muestre una buena actitud hacia el tratamiento y este se pueda aplicar sin problemas. Una buena comunicación, el hecho de ganarse la confianza de los padres y la introducción del niño a la clínica dental de una forma didáctica, será fundamental para evitar el miedo y la ansiedad.