Los 3 pasos para una higiene bucodental completa

El cepillado de los dientes es una práctica muy extendida en nuestra sociedad. Cada día, más gente es consciente de lo importante que es lavarse los dientes dos o tres veces al día, si puede ser después de las comidas, y sobretodo antes de ir a dormir. Una correcta higiene bucodental ayuda a evitar problemas futuros en dientes y boca, prevenir enfermedades en las encías y evitar, en gran medida, la caries.

Pero la higiene bucodental no es completa si no se siguen los tres pasos recomendados por los higienistas: cepillado, uso del hilo dental y enjuague con colutorio. El uso correcto del hilo dental elimina la placa y las partículas de comida de lugares que el cepillo dental no puede alcanzar fácilmente como debajo de la encía y entre los dientes. Y con el enjuague final con colutorio se consigue una higiene completa proporcionando un gran frescor en nuestra boca. El uso de un colutorio puede ayudar en la higiene oral diaria porque se considera un medio muy efectivo para eliminar la placa dental.

Tanto el enjuagado como la utilización del hilo dental se mantienen como una actividad secundaria en la higiene bucodental, casi optativa, cuando en realidad debería ser complementaria. Además de tener una buena higiene dental en casa, es recomendable visitar una vez al año un especialista para que revise el estado de nuestros dientes y encías y realice una limpieza profesional y profunda.

Y si además de tener los dientes limpios también quieres que recuperen su blanco natural y brillen como nunca, un blanqueamiento es la mejor solución. Estate atento a nuestra página de Facebook, muy pronto sortearemos un blanqueamiento dental entre todos nuestros fans, en cualquiera de nuestras clínicas. ¡Síguenos!