Carillas dentales en Barcelona

Las carillas dentales son unas finas láminas que se adhieren al diente que sirven para cambiar su forma, color y posición; conformándose como uno de los recursos estéticos más efectivos a la vez que menos invasivos con los tejidos dentarios. Además de dar un buen aspecto a los dientes, las carillas de porcelana o composite no requieren intervenciones quirúrgicas y se suelen colocar con solo dos visitas.

Por sus excelentes resultados y sus mínimos inconvenientes, las carillas son un tratamiento que está en auge dentro de la odontología estética y muchos famosos han recurrido a ellas para obtener una sonrisa perfecta. Gracias a ellas no solo se mejora la estética de la dentadura y, por tanto, la imagen personal, sino que esto tiene unos beneficios importantes en la confianza en uno mismo y un efecto directo en la relación con los demás.

Las carillas o láminas dentales se adhieren a los dientes gracias a adhesivos especiales que les aportan una fuerte fijación y una gran durabilidad. Esto les permite ser un tratamiento de duración a largo plazo que manteniendo un color y brillo permanente. Además, su aspecto natural y su ajuste perfecto a las piezas hacen que nadie vea que se tratan de dientes artificiales.

Asimismo, nos permiten hacer un diseño totalmente personalizado de la sonrisa que se quiere lograr, ya que mediante el diseño digital de sonrisas podemos fabricar carillas de forma milimétrica para que se adapten al diente tal y como se ha diseñado entre el dentista y el paciente.

Existen dos tipos básicos de carillas dentales:

–       Carillas de composite: se adhiere el composite del color escogido encima del diente y se le da la forma deseado. Es el procedimiento indicado para formas y tamaños irregulares y suele utilizarse en pacientes jóvenes que todavía tienen que completar el desarrollo facial. Se puede realizar en una sola sesión, no es nada agresivo con los dientes y es más económico que los demás tratamientos con carillas.

–       Carillas de porcelana: son unas láminas finas de porcelana que tienen de 0,3 a 1 milímetro de espesor y están hechas a medida en el laboratorio para adaptarse a la perfección encima de los dientes. Necesitan solo dos sesiones para instalarse: en la primera se minimiza un poco el tamaño del diente y se calcula como debe ser el diseño de las carillas y en la segunda se adhieren las carillas definitivas en los dientes.

Ambas técnicas son muy predecibles y son dominadas a la perfección por los dentistas de Clínica Dental Zendrera. Si quieres cambiar tu sonrisa por completo para obtener una imagen más bonita pero natural, acércate a nuestras clínicas dentales en Barcelona para que nuestros dentistas te expliquen cual es la mejor solución para tu caso particular. Conseguir una sonrisa perfecta es más fácil gracias a las carillas dentales.